Saltar al contenido

Caipirinha

Caipirinha

No puedo comenzar este post sobre la Caipirinha sin mencionar a ese país hermoso de clima cálido y fulgurante, pujante y fastuoso como lo es Brasil, su gente amable y sonriente, sus garotas danzando al son de su música encendida.

Permiten trasladarnos a Sao Paulo, Rio de Janeiro, al Maracaná, sus carnavales majestuosos, el Cristo Redentor, Copacabana, Pan de azúcar, cerro del Corcovado, sus cálidas y hermosas playas, las bellas chicas de Ipanema.

La música romántica de Roberto Carlos, Chico Buarque, Caetano Veloso, los grandes del futbol, el rey Pele, Rivelino, Zico, Ronaldo, Ronaldinho.

La cuna sin lugar a dudas que dio vida a este cóctel que a todos nos encanta, revitaliza nuestro cuerpo, enciende los corazones, redobla el espíritu, es la bebida más refrescante y preferida a la hora de cualquier evento o celebración.

Conocida internacionalmente, ya que es un trago pedido y servido en todos los bares de américa y en otras latitudes, por ser un cóctel que gusta mucho por su dulzura.

No te olvides de la cachaça como le llaman en Brasil a este ron de melaza y de alta concentración que va entre 37 y 50 grados de alcohol, el cual se incorporará a tu mezcla como uno de los ingredientes que forman parte de esta bebida tan deliciosa que hoy nos maravillará.

Comenzó el festejo, apúrate, ya llegaron tus invitados, es tan fácil de preparar y sus ingredientes son tan básicos y posibles de conseguir que te aseguro que no dejarás a nadie esperando por el primer cóctel de la fiesta.

Ingredientes para preparar una refrescante Caipirinha

Ingredientes para 1 persona

  • 1 limón o lima exprimido.
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • 50 ml de cachaza (el ron brasileño).
  • Hielo.

Receta para preparar una rica Caipirinha

  1. Lavamos el limón o la lima y lo cortamos en trozos pequeños.
  2. Colocamos los gajos en un vaso de boca ancha preferiblemente, incorporamos el azúcar.
  3. Con un machacador o instrumento para macerar aplastamos el limón lo suficiente para que libere su jugo y se vaya combinando con el azúcar.
  4. Derramar la cachaza o el ron de tu agrado. Los trozos de limón han de quedar en el fondo del vaso aportando su esencia.
  5. Agregar el hielo.
  6.  Decóralo con una rodaja de limón o unas hojas de menta fresca.

¿De dónde nació la Caipirinha?

En esta ocasión, los llevaré en mi máquina del tiempo y retrocederemos al siglo XIX. La época de la esclavitud en Brasil, a estos tipos les gustaba beber, un jugo de caña de azúcar que obtenían al extraerlo de un trapiche o prensa con una técnica de ruedas, luego lo hervían para eliminar las bacterias y lo consumían sin fermentar, le llamaban garapa.

En sus celebraciones juntaban su garapa con aguardiente local sobre la base de azúcar de caña. También mezclaban los zumos de frutas o de especias.

Con la llegada de la tecnología y la fabricación del hielo se convirtió en una bebida más refrescante, lo que la hizo aún más deliciosa y popular.

El nombre de caipirinha como tal está relacionado al año 1900, viene de una combinación de “Caipira” y de “Curupirinha”.

“Caipira” era un modismo empleado para referirse a los campesinos que antiguamente habitaban los bosques; este, a su vez, está relacionado con el nombre “Curupira”, un demonio místico que vivía en los montes y cuyo diminutivo es “curupirinha”.

Luego de su independencia Brasil consiguió su propia identidad a través de las artes, y paralelamente se abría camino fuera de sus fronteras.

Con mucho esfuerzo pudieron posicionar sus mercados y es cuando la cachaça y la caipirinha supieron calar en el gusto de su gente, haciéndose la bebida más popular entre los brasileños.

Otra de las conjeturas más conocidas es que se creó en la región de Pericicaba en Sao Paulo en 1918. Los antecedentes de la bebida actual estarían en una versión anterior elaborada con limón, ajo y miel, que se daba a los enfermos de gripe.

A esta bebida se le consideró en algún momento, como un remedio y cura contra la epidemia de gripe que castigó ferozmente a ese país.

Curiosidades bien guardadas de la Caipirinha

La Caipirinha se prepara con un alcohol destilado, producto del jugo de la caña de azúcar fermentado llamado cachaça.

El nombre caipirinha proviene de las palabras “caipira’ en referencia a los campesinos que poblaban en la selva y “curupira” que era demonio mítico del bosque.

En un primer momento esta bebida se percibió como un sustituto accesible del whisky o el vino importado costosos y difíciles de conseguir, poco a poco su consumo se fue extendiendo y llegó a las clases populares.

Al ser sus ingredientes de bajo costo, llegó a convertirse en el cóctel ‘oficial’ de Sao Paulo durante el siglo XIX, aún en la actualidad esta mezcla de sabores sigue siendo una bebida obligada del turístico visitante de Brasil.

La caña de azúcar llegó a territorio brasilero a través de los portugueses durante el colonialismo. Después de que los esclavos produjeran la cachaça, los portugueses impusieron trabas a esa bebida, ya que disminuía el consumo de aguardiente portugués.

Durante años la cachaça sólo se consumió por los esclavos y las clases bajas, fue hasta años más recientes que se puso de moda con las “cachaçarias” y después con la internacionalización del cóctel más famoso, la caipirinha.

La caipirinha es tema de estado en Brasil

 El ex presidente Lula da Silva lanzó un decreto para que tanto la cachaça como la caipirinha se reconocieran oficialmente como bebidas originarias de Brasil.

Existe una ley hecha por el gobierno de Brasil que fija la receta de la caipirinha, para que sea seguida minuciosamente su preparación de manera obligatoria por los bármanes en todos los bares y restaurantes de ese país.

Aunque la caipirinha clásica se prepara con cachaça, lima, azúcar y hielo, también lo preparan con gran variedad de sabores como maracuyá o fruta de la pasión, fresa, kiwi, entre otras. Hoy en día puedes encontrar cientos de marcas y sabores.

Si te ha gustado la receta de la Caipirinha puedes ver más recetas de cócteles con ron en su categoría