Saltar al contenido

Gin Tonic

Gin Tonic

El Gin Tonic es la combinación perfecta para impresionar a esa persona especial, usándolo como vehículo de sensaciones únicas que transmite esta bebida.

A una mezcla de preparación tan simple se le da dos orígenes no definidos, uno sería gracias al joyero alemán Johann Jacob Schweppe, el cual inventó lo que se conoce como agua tónica.

Y el otro a un alto oficial de las fuerzas británicas quien propuso ponerle ginebra al agua tónica, para celebrar las consecutivas victorias del ejército británico en la india, creando así lo que se conoce actualmente como Gin Tonic.

Degustado por grandes personalidades, existe un personaje emblemático como lo era Winston Churchill quien solía decir ¨este combinado ha salvado más vidas que todos los médicos del imperio¨.

No es cualquier bebida, es un delicioso cóctel del que puedes aprender en nuestra página, dándole personalidad propia al incorporarle hierbas y algo más.

¿Qué ingredientes necesitas para hacer un Gin Tonic?

  • Ginebra 1 parte – 50 ml o 1 shot.
  • Agua tónica 2 partes – 100 ml o 2 shots.
  • Hielo.
  • 1 Lima o 1 limón.
  • Opcional: hoja de menta.

Receta para hacer un Gin Tonic paso a paso

  • Llenar la copa con 3/4 partes de hielo, remover un poco y dejar aparte.
  • Presionar rodando la lima o limón antes de cortarlo, lo clásico es lima, pero cada vez más se utiliza el limón.
  • Cortar dos gajos (wedges).
  • Tirar el agua del vaso dejando el hielo.
  • Exprimir un gajo con el lado de la piel hacia el vaso (para que coja el zumo un poco de los aceites que has sacado al presionar la lima).
  • Añadir 50 ml de ginebra (1 shot).
  • Verter por un lado con la copa tumbada 100 ml (2 shots) de agua tónica (para no perder demasiadas burbujas).
  • Añadir el otro gajo de limón directamente a la bebida.

La Ginebra y La Tónica

Sabías que fueron creadas para usos medicinales. La ginebra fue inventada por el Doctor Holandés llamado Franciscus Sylvius.

Este médico quería encontrar un remedio que lo ayudara a limpiar las toxinas de la sangre, eliminar los cálculos biliares, prevenir los ataques de gota y curar los desórdenes renales y es cuando descubre que el enebro, rico en potasio, logra entonces estos efectos.

Por otro lado, La tónica también nació en una farmacia, para bajar la fiebre, aliviar los dolores y como cura para la malaria. La condesa Chinchó en el año de 1630 fue curada de la malaria tomando quinina que no solo le alivio de sus dolores, sino que aporto energía a su organismo.

Ya para el siglo XIX es cuando se unieron por primera vez en una prueba por mejorar el sabor amargo de la quinina, la cual era suministrada a los soldados para curarlos de la malaria y es cuando los británicos pensaron en mezclarla con alcohol, permitiendo de esta manera ser ingerida de una forma más agradable.

Con el tiempo este elixir medicinal fue llevado al mundo dando origen a esta magnífica bebida.

RECOMENDACIÓN: Una pequeña hoja de menta aplastada entre los dedos y añadida al cóctel le da otro sabor muy sutil pero distinto.

¿Sabías que tomar Gin Tonic te aporta beneficios?

  • Este puede ayudar a la digestión y a aliviar problemas estomacales.
  • Es diurético y sirve contra la retención de líquidos.
  • Funciona como un remedio renal perfecto para evitar infecciones de orina y mejorar el drenaje de los riñones.
  • Sirve contra la tos, gripe y refriados.
  • Puede ayudar para aliviar el lumbago y otros dolores musculares.
  • Como en uno de sus orígenes se cuenta, ha sido muy bueno para combatir la malaria, pero también el escorbuto, el cual se genera por tener poca vitamina C en el cuerpo.
  • Tiene menos calorías que otra combinación de bebidas alcohólicas.
  • Se podría decir también que no aporta ácidos grasos ni colesterol.
  • Alivia el lumbago y las dolencias musculares.
  • Te ayuda a despejar la mente y a mejorar el carácter.

Hay que aclarar que todo en exceso es malo así que no te emociones y no te pases de copitas.

¿Qué recipiente necesito para servir un Gin Tonic?

Esta bebida tiene que tener un acompañamiento visual que le da ese atractivo, y para aportárselo necesitas verterlo en un recipiente el cual resalte sus características, a continuación, te daremos los mejores recipientes para destacar a la hora de servirla.

  • Copa de Globo: nos referimos a la copa alta y redondeada con una capacidad que va desde los 60ml a 80 ml en los tamaños más grades, es perfecta para contener todos los ingredientes sin que falte nada, por otro lado, aporta en toque sofisticado al trago.
  • El vaso de sidra: perfecto para contener todos y cada uno de los ingredientes de esta deliciosa bebida, tiene una capacidad favorable y es perfecto para su presentación de un buen Gin Tonic.
  • El vaso Old-Fashioned: para los que gusten consumir un Gin Tonic en medida más pequeña, te aconsejamos utilizar este tipo de vaso, porque es similar al vaso de Sidra, pero en menor tamaño.
  • El frasco de vidrio: utilizado actualmente por su simpleza y espacio para servir tus bebidas favoritas, y como este cóctel no se podía quedar atrás, este frasco es sumamente genial a la hora de servir un Gin Tonic, gracias a su medida se puede utilizar la cantidad de hielo adecuada y combinar de manera justa los ingredientes.

Gin Tonic con sabores

Queremos que te luzcas, a continuación, algunos tips que te ayudaran a darle un toque personal y diferente a tu Gin Tonic.

Canela y Naranja: Coloca unas lajas de la concha de una naranja y combínala con una rama de canela, esto le dará un toque delicioso y aromático.

Incorpora una pizca de nuez moscada al agregar tu ginebra, luego una conchita de lima, pruébalo, te encantará.

Para dar un toque mediterráneo, añade un poco de piel de lima y una ramita de tomillo.

También puedes probar con una concha de lima y una ramita de enebro.

Ahora te toca a ti, Puedes seguir incorporando ideas a tu Gin Tonic.

Si te ha gustado la receta del Gin Tonic puedes ver más recetas de cócteles con ginebra en su categoría: