Saltar al contenido

Singapore Sling

Singapore Sling

Este título, nos lleva sin demora a la ciudad- estado más próspera de Asia, y no es otra que (Singapur). El país del milagro económico, de la modernidad, apresurada en su andar, con su incomparable gastronomía y sus tradiciones ancestrales.

Se da el lujo de albergar al Singapore Sling, considerado el trago de orgullo nacional. Este cóctel fue conocido como Straits Sling, pero al tener mucho éxito en la isla, adquirió el nombre de tal lugar, como la conocemos en la actualidad.

Acreditado como el trago premezclado, y preciado por ser unos de los precursores de los cócteles fríos, el que cala alto, ya que la compañía aérea Singapore Airlines lo sirve regular y gratuitamente en sus vuelos.

Esta deliciosa bebida, es algo que todos los amantes de los cócteles deben probar al menos una vez. Apreciemos sus componentes que le dan existencia y su exclusiva manera de prepararlo.

Una vez listo, recreémonos en su invaluable gustillo.

Ingredientes del Singapore Sling

Ingredientes:

40 ml. de Ginebra.

20 ml. de Cherry Brandy.

5 ml. de Cointreau.

5 ml. Licor Benedictine.

10 ml. Granadina o Grosella.

80 ml. de Jugo de Piña natural.

30 ml. Jugo de Limón.

Unas gotas de Angostura.

¿Cómo se prepara el Singapore Sling?

  1. Vertemos todos los ingredientes en una coctelera llena de cubitos de hielo.
  2. La removemos bien hasta que notemos que la coctelera hace condensación.
  3. Volcamos a un vaso de trago largo con el propio hielo de la coctelera o agregar hielo picado en el vaso.
  4. Para decorar usaremos un trozo o una rodaja de piña acompañada de una cereza.

Nacimiento del Singapore Sling

Ngian Tong Boon era un camarero que trabajaba en el Long Bar del Raffles Hotel en la segunda década del siglo XX. No se sabe cuándo fue con precisión, pero fue antes de 1915 cuando ideó una nueva bebida.

Un nuevo cóctel que denominó con el nombre de ‘Straits Sling’. Hoy se conoce como ‘Singapore Sling’ y se sirve casi igual, a lo que el mesero inventó.

La fórmula actual se basa en los apuntes originales que el barman dejó con su puño y letra. Una de esas notas borroneadas, se conserva en el Museo Raffles y está a la mirada, de todo el que lo frecuenta.

La receta actual, tiene sus diferencias con respecto a la que se hizo por primera vez.

Hoy en día la mayoría de ‘Singapore Slings’ que se sirven en el Raffles, han sido premezclados y se realizan mediante un dispensador automático, que combina el destilado y el jugo de piña para configurar los cuerpos balanceados.

El término ‘sling’ se designaba a todos los mezclados de bebidas alcohólicas que no contenían agrios o bitters. Hoy, en el universo de la coctelería no existe esa diferencia entre sling y cóctel, unificándolos a todos como cócteles.

La primera receta se encuentra bien cuidada, en el Long Bar del hotel, orgullosa de ser la casa creadora de un trago con admiradores como Hunter S. Thompson o Rudyard Kipling.

 Lo que no sabías del Singapore Sling

El hotel Raffles Singapore preserva una duradera tradición en The Long Bar, aparte de todos los delicados cócteles que los bartenders son competentes de servir en este exclusivo bar. El Singapore Sling es probablemente lo que lo ha hecho tan famoso.

Es un espacio donde lo realmente tradicional y procesos secretos se combinan, para crear toda clase de cócteles. Su decoración clásica no es impuesta, sino una consecuencia directa de su ancestral construcción.

Se cuenta que esta bebida se originó, gracias a que un cliente habitual del hotel quería seducir a una mujer, y este le pidió al barman Ngiam Tong Boon a que creara un cóctel especial.

El nombre del cóctel, en parte le viene de la ciudad donde se creó, y sling, era el nombre que recibían los combinados de bebidas alcohólicas sin amargos o bitters hace ya muchos años.

En la receta original se usaba zumo natural de piña de Sarawak, piñas que realzan el sabor y originan una capa de espuma en la parte superior del cóctel.

Este trago es uno de los precursores en la moda de servir cócteles fríos, hasta entonces se podían servir fríos o calientes.

Si te ha gustado la receta del Singapore Sling puedes ver más recetas de cócteles con ginebra en su categoría: